Lo que usted encontrará en estas páginas son documentos históricos del período, sus transcripciones textuales y comentarios con citas y notas para comprenderlos mejor. Lea aquí la historia del peronismo que se oculta, se niega o tergiversa para mantener un mito que no es.

Contenidos

TENGA EN CUENTA: Que vamos publicando parcialmente las transcripciones a medida que se realizan. El trabajo propuesto es ciertamente muy extenso y demandara un largo tiempo culminarlo. Por eso le aconsejamos volver cada tanto para leer las novedades.

Publicidad

Photobucket

Guillermo Patricio Kelly

Falleció el polémico Guillermo Patricio Kelly
Su vida estuvo signada por la violencia

Diario La Nación Sábado 2 de julio de 2005


Podría decirse que la vida de Guillermo Patricio Kelly, quien falleció ayer, a los 83 años, víctima de una grave enfermedad, estuvo signada por la violencia. Quien alguna vez se autodefinió como un "francotirador nacionalista independiente" fue una de las figuras más polémicas y contradictorias de los últimos 50 años de la vida política nacional. Para muchos, más que un hombre de la política fue un provocador profesional, acostumbrado tanto a la violencia física como verbal.

Nació en Avellaneda, en 1922. Su padre era irlandés y su madre, suiza. Desde muy joven militó en la Alianza Libertadora Nacionalista. Sus camaradas denunciaron que Kelly sólo trascendió cuando tomó violentamente la organización, en 1953. Hasta entonces, ésta era liderada por Juan Queraltó y tenía un claro perfil antisemita que Kelly combatió. La agrupación pasó a convertirse en una fuerza de choque del peronismo.

Tras la revolución de 1955, luego de un bombardeo a la sede de su organización, ubicada en San Martín y Corrientes, de esta ciudad, Kelly fue detenido y acusado de haber participado en el incendio de templos, de asociación ilícita, hurto calificado, homicidio y otros delitos menores. Fue trasladado por razones de seguridad a la cárcel de Río Gallegos, donde una noche de 1957 protagonizó una fuga cinematográfica junto con Jorge Antonio y Héctor Cámpora.

Solicitó asilo político en Chile, pero éste le fue denegado. Cuando estaba a punto de ser remitido a nuestro país, volvió a fugarse, esta vez vestido de mujer. En 1958 regresó a la Argentina y fue otra vez detenido.

A lo largo de su vida estuvo preso durante casi ocho años por diferentes circunstancias. En 1966 ocupó por algunas horas la sede de la Junta Coordinadora Nacional del Partido Justicialista, desde donde lanzó una violenta proclama contra el dirigente sindical Augusto Vandor. Dos años después, durante un tributo al teniente general Osorio Arana en la Recoleta, interrumpió a los gritos el acto desde el campanario de la iglesia del Pilar.

Después del golpe de 1976, dirigió en Nueva York un periódico afín a la acción del Proceso de Reorganización Nacional. Pero en 1983 ganó notoriedad tras formular una serie de denuncias vinculadas con la Logia P-2, el vaciamiento de YPF y el asesinato de Fernando Branca, además de presentar una querella criminal contra Emilio Massera. Poco después, en agosto de ese año, Kelly fue secuestrado y duramente golpeado por una banda encabezada por Aníbal Gordon, quien dijo haber actuado por orden del presidente Reynaldo Bignone y del Cuerpo I del Ejército. Al día de hoy, pocos se explican cómo Kelly pudo salvar su vida.

De sus últimos tiempos, se recuerda su participación como conductor de un programa en Canal 7, durante la presidencia de Carlos Menem.

FUENTE: http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=717906

Publicidad

Photobucket

Marcha de la Libertad