Lo que usted encontrará en estas páginas son documentos históricos del período, sus transcripciones textuales y comentarios con citas y notas para comprenderlos mejor. Lea aquí la historia del peronismo que se oculta, se niega o tergiversa para mantener un mito que no es.

Contenidos

TENGA EN CUENTA: Que vamos publicando parcialmente las transcripciones a medida que se realizan. El trabajo propuesto es ciertamente muy extenso y demandara un largo tiempo culminarlo. Por eso le aconsejamos volver cada tanto para leer las novedades.

Publicidad

Photobucket

Insistencias para pronto despacho

INSISTENCIAS PARA EL PRONTO DESPACHO

I

Sr. Nudelman. – Se encuentra a estudio en comisión, el proyecto de Amnistía amplia que presentara en oportunidad de mi incorporación a esta Honorable Cámara, con el propósito de adecuar las posibilidades nacionales a una convivencia democrática y régimen republicano de gobierno.
Como he dicho otras veces, aspiramos con el proyecto cerrar el ciclo de violencia iniciado el 6 de septiembre de 1930 (1), que viene soportando el país en perjuicio de la pacificación de los espíritus, y reclamado para la gran reconstrucción y ordenamiento argentino, dentro de un régimen de derecho.
Una agresividad estéril, porque es negativa, paraliza los mejores valores. Estamos viviendo momentos de excepción. Se han acumulado demasiados odios y rencores.
La soberanía del pueblo delegada en el Congreso Nacional exige nuestra mediación. Corresponde que ella se ejercite por encima del egoísmo y del encono con que se azuza continuamente deprimiendo la voluntad y cegando la fe en los grandes ideales que marcan nuestro destino como Nación.
Algunos procesados (2) sufren prisiones en exceso de meses y de años respecto de la condena que les hubiere correspondido en el caso de haberse aplicado el máximo de la pena relativa al delito que se les imputa. Recientemente fue detenido uno de los valores más esclarecidos que pasaron por esta cámara en los últimos tiempos. Me refiero al ex diputado Miguel Ángel Zavala Ortíz.
Militares y civiles, obreros y estudiantes fueron torturados sin permitirse la investigación correspondiente para deslindar responsabilidades, olvidando que la Asamblea Constituyente de 1813 dispuso quemar en la Plaza Mayor los instrumentos de tortura por manos del verdugo. (3)

-varios señores diputados hablan a la vez.


Sr. Presidente (Cámpora) – La Presidencia muy respetuosamente solicita al señor diputado por la capital que se concrete a la finalidad enunciada al pedir el uso de la palabra, ya que la Honorable Cámara se encuentra en la hora de pedidos de preferencia, de pronto despacho y consultas.

Sr. Nudelman – Estoy dando los motivos por los cuales solicito pronto despacho en el proyecto de amnistía amplia y general…

Sr. Presidente (Cámpora) – Sin entrar en el fondo del asunto, señor diputado.

Sr. Nudelman – …y que justifican mi pedido.
El clima de inseguridad alcanza a todos los sectores de la vida del país. La juventud se encuentra en la imposibilidad de proseguir sus estudios, si no presenta un certificado de buena conducta que debe expedir la policía.

Sr. Presidente (Cámpora) – La Presidencia hace notar que los pedidos de pronto despacho deben fundarse brevemente. Los señores diputados conocen el proyecto, y el señor diputado por la Capital debe ajustar su pedido a la prescripción reglamentaria pertinente.

Sr. Nudelman – Decimos estas cosas con profunda angustia argentina, pero con la esperanza de que este proyecto sea despachado y sancionado cuanto antes, para que se inicie así una nueva era institucional en la República.

-varios señores diputados hablan a la vez.


Sr. Nudelman – Dejo así fundado el pedido de pronto despacho en el proyecto de amnistía general que presentara, a fin de que pueda restablecerse la convivencia argentina dentro de la única forma posible: la de la ley y de la democracia.


(Aplausos prolongados)


Sr. Presidente (Cámpora) – La comisión respectiva tendrá en cuenta las manifestaciones y los deseos del señor diputado.


II

Sr. Nudelman. – Solicito en nombre de nuestro sector el pronto despacho del proyecto de ley de amnistía para delitos políticos y comunes conexos que presenté en oportunidad.
El sentimiento que dicta ese proyecto está en las mejores tradiciones argentinas; está en la índole de nuestro pueblo. Por encima de todas las intolerancias, la equidad fue siempre más fuerte que el rencor. Interpretamos, sin duda, el anhelo de todos los corazones que sienten la angustia de este momento dramático, como bien dijo el señor diputado por Corrientes, que vive el país.
Asistimos a tiempos excepcionales. La soberanía del pueblo, delegada en el Congreso, reclama urgente mediación. Corresponde que ella se ejercite por encima del egoísmo y la maldad, suprimiendo la injusticia que deprime la voluntad y opaca la fe de los grandes ideales que deben marcar nuestro destino como Nación.
A partir del 4 de junio de 1943 (3) se han dictado leyes para consolidar un sistema extraño al país y a los sentimientos argentinos.


-Hablan varios señores diputados a la vez.


Sr. Nudelman. – Se ha dictado la ley de pre conscripción que militariza la niñez; el decreto ley llamado de defensa nacional, que permite reemplazar, aún en tiempo de paz, por militares las autoridades civiles de la República Argentina y convertir al Ejército en consejo de defensa para movilizar todas las fuerzas de mar, tierra y aire y todos los recursos morales y materiales de la Nación, incautarse de bienes, obligar a los habitantes a cualquier servicio personal, substituir al Poder Judicial, expropiar y decretar la ley marcial; se ha dictado el decreto ley 536/45 sobre delitos contra la seguridad del Estado, que permite hasta la inhabilitación perpetua –escúchenme bien los señores diputados obreros- a los mayores de 15 años, por la sola intervención en una huelga declarada ilegal; se ha dictado la ley 13.983 sobre sabotaje; la reforma del Código Penal en materia de desacato que permite el procesamiento de los denunciantes de delitos contra la administración pública, aunque se ofrezca la prueba del delito. Por esa reforma fue procesado y encarcelado el propio miembro informante del Senado, el ex senador Saadi. Se ha dictado en Estado de Guerra interno, sin guerra, que se mantiene desde el 28 de setiembre de 1951, con el pretexto de una revolución, a la que el Poder Ejecutivo no atribuyó mayor importancia, según la información administrada en el caso expreso por el propio Poder Ejecutivo ante la solicitud del Ministerio de Relaciones del Uruguay, para fijar las condiciones de internación de militares refugiados por delitos políticos.
El estado de guerra interno es una figura jurídica inexistente en la Constitución, como lo señalo en mi proyecto pidiendo su derogación y lo ratifico con precisión el señor diputado Ravignani en el día de ayer. Por él se coloca al país fuera de la ley. En su virtud, centenares de obreros ferroviarios, bancarios y de frigoríficos, intelectuales, estudiantes, periodistas y artistas, en su expresión más elevada del pensamiento, pueblan las cárceles de la República.
Lo digo al servicio de los sagrados intereses del país.
Los pabellones III y IV de la Penitenciaría Nacional, con encierros rigurosos, tienen regímenes peores que el que se impone a los condenados por delitos comunes a cadena perpetua.
Muchos obreros, empleados, profesores y profesionales fueron brutalmente torturados, y hubo secuestros y rehenes. Subsisten los elementos de tortura, no obstante prescripción constitucional y la decisión de la Asamblea del año 1813.

Sr. Miel Asquía. – Señor presidente: el señor diputado aún no ha dicho que es lo que solicita; pareciera que se refiere a todos los proyectos presentados.

Sr. Presidente (Benitez). – Se hace cuestión de que no se refiere a un pedido de pronto despacho la exposición del señor diputado que está en el uso de la palabra.

Sr. Nudelman. – Los señores diputados siempre hacen cuestión cuando les ponen el dedo en la matadura.
Estoy fundando un proyecto. Conviene por lo menos que sepan de lo que se trata.

Sr. Presidente (Benitez). – No es esta la oportunidad para dar los fundamentos del proyecto de ley.

Sr. Nudelman. – Estoy dando los fundamentos que hacen a la solicitud de pronto despacho de un proyecto de amnistía.

Sr. Presidente (Benitez). – El señor diputado por la Capital puede fundar el pedido de pronto despacho; pero los fundamentos del proyecto de ley sólo podrán ser expuestos en la oportunidad reglamentaria.

Sr. Nudelman. – Estoy dando los fundamentos para solicitar el pronto despacho, y no puedo dejar de referirme a las leyes represivas…

Sr. Presidente (Benitez). – No está en discusión el proyecto de ley.

Sr. Miel Asquía. – Lo único que puede hacer el señor diputado por la Capital es formular una consulta a la comisión o pedir el pronto despacho del proyecto de ley.

Sr. Nudelman. – Es lo que estoy haciendo. En la ley de amnistía no se pide el perdón; es una ley amplia y generosa, de olvido. Esa es su naturaleza jurídica. Se acaba de dictar en Francia y en Colombia…

Sr. Gago. – No se está tratando el proyecto todavía, señor presidente.

Sr. Presidente (Benitez). – Si el señor diputado por la Capital insiste en apartarse de la cuestión, la Presdencia solicitará una decisión de la Honorable Cámara.

Sr. Gago. - ¿Me permite una interrupción el señor diputado, con el permiso de la Presidencia?

Sr. Nudelman. – Sí, señor diputado.

Sr. Presidente (Benitez). – Tiene la palabra el señor diputado por Buenos Aires.

Sr. Gago. – Me alarma extraordinariamente la euforia del señor diputado por la Capital en esta instancia.
Pregunto al señor presidente: si la Cámara votara afirmativamente el pedido de pronto despacho y fijara una fecha para tratar todos esos proyectos a que hace alusión al señor diputado por la Capital, ¿Cuán sería la argumentación que nos traería, si ha agotado el tema en todos sus aspectos?

Sr. Presidente (Benitez). – Continúa en el uso de la palabra el señor diputado por la Capital, a quien la Presidencia recuerda la necesidad de que concrete su exposición al pedido de pronto despacho.

Sr. Nudelman. – No se trata de euforia, para usar la expresión del señor diputado preopinante, a quien voy a contestar ahora.
No es motivo de beneplácito espiritual traer estas cosas; es angustia dolorosa que expresa el drama que vive el país y que habla por boca de este diputado de la Unión Civica Radical.


-Hablan varios señores diputados a la vez, y suena la campana.


Sr. Nudelman. – Hay que restablecer con libertad el escenario de nuestras controversias y de nuestras luchas políticas.

Sr. Gago – El señor diputado está completamente fuera del tema en debate.

Sr. Presidente (Benitez). – Ha vncido el término de que disponía el señor diputado por la Capital para hacer uso de la palabra.

Sr. Nudelman. – El odio no es argentino…

Sr. Gago – No podemos tolerar…


-Hablan varios señores diputados a la vez, y suena la campana.


Sr. Presidente (Benitez). – La comisión tendrá en cuenta el pedido del señor diputado por la Capital.

III

Sr. Nudelman. – Comprendemos la importancia de los asuntos que el señor presidente del bloque de la mayoría ha enumerado, revelando una noble preocupación por la cesión de algunos terrenos y el traspaso de una casa de vendimia en desuso.
(Risas)
Esta enumeración demuestra el divorcio total del sector mayoritario con el profundo drama que vive el pueblo argentino.
Mientras el país exige sobreponerse al odio y la pasión para encontrar, dentro de la ley y el derecho, amparo y solución a los graves problemas que la afligen, se traen estos asuntos que nada significan desde el punto de vista de los grandes reclamos ciudadanos. La opinión pública, por ejemplo –y así iré enumerando los problemas fundamentales que conceptuamos deben abordarse en substitución del plan propuesto-, ha visto con estupor y con angustia aquella realidad impresionante de ciudadanos inocentes víctimas de crueldades en la cámara de torturas de la comisaría tercera de esta Capital. Por su extensión y por el uso de técnica científica para la crueldad, hay exigencia perentoria de estos procedimientos sean exhibidos por encima de banderías para llegar a soluciones de profilaxis inmediata en defensa del orden jurídico y la dignidad nacional.
Nosotros solicitamos con urgencia el tratamiento de este problema porque en la investigación que realice la Cámara encontrará –lo digo sin aparcerías políticas- documentadas las revelaciones que justifican cabalmente las medidas precautorias y de seguridad social que reclamamos para alejar de la noble institución policial –que nosotros queremos amiga y querida del pueblo- a esos malvados que a la sombra del retrato de Domingo Faustino Sarmiento llevaron el oprobio al alma de la mujer y del hombre argentinos.

Sr. Presidente (Benitez). – La Presidencia concedió la palabra al señor diputado por la Capital para referirse al plan propuesto a la Honorable Cámara.


-Hablan varios señores diputados a la vez.


Sr. Nudelman. – Solicitamos, además, que la Cámara se aboque con urgencia al estudio de situaciones que sojuzgan a la República, y que enumeraremos.

Sr. Moya.- Ustedes la comprometen…

Sr. Nudelman. – Me refiero, por ejemplo, al estado de Guerra interno que anula la vida jurídica de la Nación y que desde hace dos años reemplaza las garantías constitucionales por la voluntad exclusiva del Poder Ejecutivo, que manda, y al que se debe obedecer. Hay que acercarse a los estrados de la justicia, hay que observar el clima en que viven la dignidad y el pensamiento libre para comprender que no es posible que se continúe con esa falta de garantías individuales y colectivas, y que las cárceles se sigan llenando con opositores por el solo delito de pensar…


-varios señores diputados hablan simultáneamente, y suena la campana.


Sr. Nudelman. – Nosotros reclamamos que en el plan de trabajo se incluya también todo lo referente al derecho de reunión y de asociación. Desde hace más de un año, la ciudadanía democrática argentina no puede reunirse en las plazas y en las calles para expresar su pensamiento y hacer la crítica –a que tiene derecho- de los actos que se ordenan y ejecutan en las esferas oficiales.

Sr. Gago.- El señor diputado no está en la cuestión. Cuando llegue el momento podrá referirse a esas cosas.


- Hablan varios señores diputados a la vez, y suena la campana.


Sr. Nudelman. – No es posible que se continúe con la falta del control que es indispensable en una democracia para que realmente pueda aspirarse a la posibilidad de que el país marque rumbo en el escenario internacional, de acuerdo con su honrosa tradición, marchando hacia los grandes destinos a que tiene derecho.
Pedimos también que sea tratado preferentemente el problema de la libertad de prensa. En las respectivas comisiones están las iniciativas que hemos presentado…

Sr. Miel Asquía.- Ya las conocemos. Son los viejos caballitos de batalla.


- Hablan varios señores diputados a la vez, y suena la campana.


Sr. Nudelman. - …proyectos que tienden a restablecer el control de la opinión pública amordazada. Acaso sea la prensa opositora la mejor prensa del gobierno, porque en las críticas y en las denuncias de los latrocinios y negociados puede encontrar la orientación y la forma de perseguir a los delincuentes públicos que agravian la conciencia nacional.
Y por último, y en quinto término, reclamamos también que en ese plan de trabajo se trate el proyecto de intervención a los ex territorios de Chaco y La Pampa, porque están viviendo la sumisión institucional y con constituciones de régimen corporativo…


- Hablan varios señores diputados a la vez, y suena la campana.


Sr. Nudelman. - …al margen de la forma republicana de gobierno. Nosotros queremos que esas provincias hermanas se reintegren al escenario de la patria con las garantías y con derecho igual para todos; al amparo de la Constitución y de la ley, sin las cuales no hay justicia ni posibilidad de convivencia civilizada.

(¡Muy bien! ¡Muy bien! Aplausos)


Sr. Presidente (Benitez). – Se va a votar el plan de trabajo propuesto.

Sr. Alende. – He pedido la palabra

Sr. Albrien.- Yo había pedido la palabra previamente.

Sr. Alende. – La había solicitado con anticipación para referirme a la moción.

Sr. Miel Asquía.- Pido la palabra para una moción de orden.

Sr. Presidente (Benitez). – Tiene la palabra el señor diputado por la Capital.

Sr. Miel Asquía.- Propongo que se cierre el debate.

Sr. Presidente (Benitez). – Se va a votar la moción de que se cierre el debate.

-Resulta afirmativa de 84 votos; votan 94 señores diputados. (4)


IV

Sr. Nudelman. – En claros documentos emanados de nuestro bloque y de las autoridades partidarias hemos expresado nuestra congoja frente a los condenables atentados que jalonan una nueva etapa de violencia, haciendo derramar sangre inocente por las calles de Buenos Aires.
En el comunicado del bloque parlamentario nacional dijimos nuestro repudio frente a las depredaciones ocurridas como consecuencia, según se dijo, de esos hechos que abochornan la tradición civil de la República. Declarábamos que el condenable atentado no justificaba la actuación de los grupos facciosos que asolaron las calles de la Capital instigados por la palabra del propio presidente de la República.

Sr. Miel Asquía.- ¡No es exacto!

Sr. Nudelman. – Hemos dicho también en el proyecto de resolución que se ha presentado a la Honorable Cámara con la firma de la totalidad de sus miembros nuestro enérgico repudio por todos los actos de violencia –atentados públicos, incendios y agresiones a los derechos del hombre- ejecutados recientemente en el país. Pero al mismo tiempo denunciamos ante la opinión pública que las expresiones del presidente de la Nación incitaron a la violencia…

Sr. Rinaldi. - ¡Ustedes son los únicos que incitan a la violencia!

Sr. Gago. – El presidente de la República quiere la tranquilidad de la Nación.

Sr. Nudelman. – Ninguno de esos atentados, que hemos lamentado como nadie, podría justificar que, acompañados en automóviles oficiales cuyos números tengo en mi poder, y dirigidos por elementos perfectamente individualizados y regimentados, incendiaran las sedes partidarias…


- Hablan varios señores diputados a la vez.


Sr. Presidente (Benitez). – Ruego al señor diputado por la Capital que se concrete al homenaje propuesto a la Honorable Cámara.

Sr. Nudelman. – De ninguna manera puede justificarse tampoco la detención de las más altas autoridades del radicalismo: Santiago H. del Castillo, Luis Mac Kay, Jorge Walter Perkins, Eduardo Laurencena…

- Hablan varios señores diputados a la vez y suena la campana.


Sr. Presidente (Benitez). – La exposición del señor diputado por la Capital se refiere al proyecto de resolución presentado por su bloque y no al homenaje para el cual ha pedido la palabra. La presidencia le ruega que se concrete al homenaje propuesto por el señor diputado por Mendoza.

Sr. Nudelman. – De ninguna manera hemos de negar la más dura calificación para los que en la sombra tratan de sembrar el odio, que es generador de odios a su vez. Lo hemos dicho en más de una oportunidad: rechazamos con toda energía el sistema de violencia como método de lucha en las contiendas políticas. Por eso también afirmamos que su falta es lo que crea el clima propicio a la violencia. Ese es el clima que vive el país…

Sr. Atala. – Planteo la cuestión de que el señor diputado no se ajusta al homenaje propuesto. (4)

- Hablan varios señores diputados a la vez y suena la campana.


Sr. Presidente (Benitez). – La Presidencia ruega nuevamente al señor diputado por la Capital que se concrete al homenaje propuesto a la consideración de la Honorable Cámara.
Sr. Nudelman. – Anhelamos una renovación de la vida política, social y económica. Lo contrario sería colocarse frente a las grandes corrientes de transformación, con sentido progresivo, que están sacudiendo las injusticias y la miseria para lograr el bienestar colectivo. Pero eso no podrá resolverse con la persecución ni con la inversión de los privilegios substituyendo una clase por otra. En el régimen de igualdad, dentro de la democracia a que aspiramos, se reclama justicia igual para todos, dentro de la ley y del derecho, sin odios, sin rencores y sin sangre.

Sr. Gago. – Ustedes provocan el odio.

Sr. Nudelman. – La democracia, que es expresión de civilización humana, no podrá imponerse por la opresión y el despotismo.

Sr. Rinaldi.- Señor presidente: pido que la Cámara decida si el señor diputado está en la cuestión. (4)


- Hablan varios señores diputados a la vez y suena la campana.

- Por votación de la Cámara el señor diputado Nudelman es declarado fuera de la cuestión. (4)


V

Sr. Nudelman. – El sector al que pertenezco va a prestar su consentimiento –en el momento oportuno- para tratar la mayor parte de los asuntos contenidos en la proposición del señor diputado, y por eso pediremos que la votación se efectúe por partes.
Pero solicitamos al mismo tiempo del sector de la mayoría que, dentro de ese plan, se resuelva tratar, con o sin despacho de comisión, el estado de guerra interno –sin guerra- que existe en el país y que afecta la vigencia de la legalidad en la República. Conceptuamos que esa situación no puede prolongarse por más tiempo. Razones de dignidad nacional, como he dicho otras veces, inspiran la necesidad urgente del levantamiento del estado de guerra, figura jurídica inexistente en la Constitución, declarado al margen de los sentimientos del pueblo argentino. Pretendemos así, en nombre de nuestro partido, restablecer, en lo posible, la vigencia de la ley y de la democracia en la República…
- Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.

Sr. Presidente (Cámpora). – La Presidencia debe hacer notar al señor diputado por la Capital…

Sr. Nudelman. – Estoy pidiendo que se incluya un proyecto en el plan de trabajo…

Sr. Presidente (Cámpora). – El hecho de que el señor diputado proponga que se incluya un proyecto en el plan de trabajo no le da derecho para incorporar al Diario de Sesiones los fundamentos del proyecto a que alude.

Sr. Nudelman. – He hecho argumentos para convencer a la mayoría…

Sr. Presidente (Cámpora). – Corresponde su exposición en el momento oportuno, señor diputado.

Sr. Nudelman. – Lo exigen los centenares de presos políticos y sociales que pueblan las cárceles de la República.

- Varios señores diputados hablan a la vez, y suena la campana.


Sr. Presidente (Cámpora). – La Presidencia ruega, muy respetuosamente, al señor diputado por la Capital que desarrolle su acción ajustándose al reglamento.

Sr. Nudelman. – El otro asunto cuya inclusión pido en el plan de trabajo, se refiere a un proyecto que trata de la situación de los centenares de presos políticos y sociales que en condiciones desastrosas pueblan las cárceles de la República, y especialmente me refiero a la Penitenciaría Nacional de la calle Las Heras, convertida en verdadero campo de concentración.

Sr. Presidente (Cámpora). – Señor diputado por la Capital: a la Presidencia le resulta violento insistir en llamar la atención del señor diputado para que se ajuste al reglamento.

Sr. Nudelman. – En primer término he pedido que se incluya en el plan de trabajo el proyecto de ley relativo al estado de guerra interno, para tratarlo con o sin despacho de comisión.
En segundo término pido la inclusión del proyecto de declaración…

Sr. Presidente (Cámpora). – Reglamentariamente debe hacerse esa proposición durante la hora destinada a los proyectos de resolución y de declaración.


- Hablan varios señores diputados a la vez.


Sr. Nudelman. – Estoy en uso de la palabra.

Sr. Gramajo. – Pero está fuera de cuestión.

Sr. Nudelman. – El asunto a que en segundo término me he referido, está contemplado en el proyecto de amnistía amplia que he presentado.

Sr. Presidente (Cámpora). – Siendo así, es otra cosa, señor diputado.

Sr. Nudelman. – Allí se considera la situación de los presos políticos a que he hecho mención y que pido se agregue al plan de trabajo proyectado por la mayoría.

Sr. Presidente (Cámpora). – La Honorable Cámara debe resolver sobre el plan de labor propuesto por el diputado por la Capital señor Alonso, con las ampliaciones pedidas por el diputado por la Capital señor Nudelman. La Presidencia sugiere que se vote asunto por asunto.
Se va a votar si la Honorable Cámara resuelve considerar el proyecto de ley contenido en la orden del día número 25, primer asunto del plan propuesto.


-Resulta afirmativa de 109 votos; votaron 118 señores diputados.


Fuente: “Justicia Social”, Santiago I. Nudelman – Buenos Aires 1953 página 9 a 26.

NOTAS:
(1) Se refiere al derrocamiento del Presidente Hipólito Yrigoyen. Pero para decir verdad la violencia empieza antes, con los propios radicales que, antes de 1912, realizaban actos de terrorismo poniendo bombas. Luego del derrocamiento de Yrigoyen se producirá el golpe de 1943 donde tendrá como uno de sus protagonistas al golpista Juan Domingo Perón, quien ocupará la vicepresidencia de la Nación.
(2) Procesado es aquel que se encuentra acusado en un proceso judicial de cometer un delito. No es culpable hasta que se demuestra lo contrario. Y mientras no sea condenado culpable goza de todos los derechos y garantías que le otorga la Constitución Nacional a todo ciudadano. Cuando un ciudadano es detenido en un proceso no debe dársele el trato de condenado ya que no lo es. Solo puede perder la libertad en caso de ser condenado por un juez. Si bien es cierto que ante determinados caso en que la persona procesada, por el delito que se lo acusa, (por ejemplo homicidio) pueda permanecer detenida para evitar su fuga, esta situación no puede mantenerse indefinidamente y menos superado el plazo de prisión que el código Penal establece como máximo para el castigo de ese delito. No era el caso actual (año 2009), el de aquellos días, en que la cantidad excesiva de procesos, él respeto a las garantías constitucionales y de Derechos humanos y la falta de jueces para resolverlos hace que no se puedan lleva adelante en tiempo y forma. En esos años de plomo peronista, la dictadura deliberadamente dejaba detenido a un opositor sin juzgarlo. Como es el caso de Cipriano Reyes, por ejemplo.
(3) La República Argentina fue una de los primeros estados en derogar la esclavitud con la libertad de Vientres primero, que el simple hecho de tocar suelo argentino por un esclavo lo hace libre y la eliminación de la tortura como método de averiguación de la verdad.
(3) Asume el Tirano Perón su primera presidencia.
(4) El varias ocasionas la mayoría peronista utilizara esta herramienta para silenciar a los solo siete legisladores opositores que tiene la oposición durante los años del mandato de Nudelman. Con sentido antidemocrático y totalitario, la reforma al sistema electoral impulsada por el tirano Perón hizo que injustamente en relación a los votos obtenidos, la oposición solo contara con escasas bancas. Esta abrumadora mayoría y la ideología totalitaria del peronismo hacían que cuando querían callar a un opositor decidieran por “votación” cerrar el debate, o “que estaba fuera de la cuestión”.
NOTAS RELACIONADAS:

Publicidad

Photobucket

Marcha de la Libertad